LOTUS: la marca

Esta marca forma parte del importante grupo a nivel internacional Festina, que comienza su andadura en el año 1902. En 1980, el empresario español Miguel Rodríguez se convierte en distribuidor de Festina, para terminar comprándola en 1984, llevando a cabo con ella una total renovación del sector. Con Lotus, se materializa una fuerte apuesta por la tecnología sin dejar de lado el diseño cuidado ni la gran personalidad que caracteriza a sus relojes.

Grupo Festina

En 1985 la empresa lanza el primer reloj con fase lunar, que termina convirtiéndose en todo un superventas del momento, no solo por la innovación sino también por convertir en asequibles modelos que hasta el momento tenían precios prohibitivos para la clase media. Se hizo de este modo con gran parte del control del sector, hasta entonces alcanzable únicamente por los más pudientes.

Lotus

En 1990, el grupo Festina logra 25 distribuidores internacionales y más de un millón de ventas al año. Lotus continúa perfeccionándose poniendo en el mercado su nueva colección deportiva, con cronógrafo y diseño sport. Desde el momento de su gran éxito en el mercado, la marca reafirma el proyecto comenzado continuando con grandes innovaciones en los años posteriores: grandes avances tecnológicos de la mano de los relojes “Super Chrono” inspirados en estéticas aéreas y marítimas, perfeccionamiento de materiales incorporando resistencia y productos hipoalergénicos en 1995, aumento del tamaño y de las prestaciones con “Lotus Big” en 2003.  

Lotus Chronograph

En 2003 la marca amplía el número de clientes objetivo, mediante la línea “2gether” con relojes que aparentan ser joyas, teniendo en cuenta desde este momento al público femenino creando más líneas enfocadas en ellas como  “Lady Cool” o “Lotus Silver”.

Lotus para mujer

En 2005, con constantes renovaciones y mejoras, Lotus prosigue con la expansión de la marca en los mercados más importantes de Europa y desde 2007 comienza a crear relojes unisex siempre tras años de investigaciones y grandes mejoras estéticas y tecnológicas como en las líneas “Lotus Code” y “Ceramic”.

En la actualidad, la marca continúa con sus políticas de creación e innovación, manteniéndose así a sus relojes entre los más deseados y valorados de un público de lo más variado, logrando la satisfacción de todos los sectores y fidelizando por tanto a una gran cantidad de clientes de todo el mundo.